Miércoles, 06 Mayo 2015

Apuntando al Diálogo: Minería y Desarrollo Sostenible

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Una democracia de alta calidad se caracteriza por animar procesos deliberativos de los ciudadanos y las ciudadanas acerca de los asuntos públicos (territorio, economía, ambiente, seguridad, derechos, gestión gubernamental, etc.),  con lo cual se detectan, se atienden y se resuelven de mejor manera los problemas y conflictos inherentes a las sociedades y se hace posible la gobernabilidad democrática.

 En el Perú la existencia de espacios deliberativos multiactor como oportunidad de construir nuevos consensos acerca de lo público ha sido uno de los grandes aportes de la sociedad civil al sistema político democrático. El Estado recién viene reconociendo su valor y, con muchas debilidades, y en la mayoría de las situaciones interviniendo reactiva y tardíamente, empieza a institucionalizarlos. En el sector empresarial, sobre todo en la gran empresa moderna, la noción de diálogo deliberativo recién empieza a asumirse, no sin contradicciones, como parte de la denominada responsabilidad social.

Quizá por ello hablar de diálogo entre minería y desarrollo sostenible suena a herejía para muchos promotores del desarrollo, más aún cuando en momentos como el actual los conflictos entre empresas y poblaciones se agudizan y llegan a altos niveles de confrontación, inclusive de violencia. Estas situaciones no deben ocultar cómo en los últimos años se dan nuevos enfoques y prácticas que evidencian cambios en la minería tradicional depredadora y de enclave. El Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible es un espacio que fomenta el diálogo sobre esta problemática, convocando a líderes de diferentes sectores públicos y privados.

En el Perú, en buena hora, cada vez se valoriza más la biodiversidad, la agricultura ecológica, los recursos genéticos y las acciones en torno al desarrollo sostenible; a la vez tenemos que el área concesionada para proyectos de minería equivale a cerca del 20% del territorio nacional aunque menos del 1% está en exploración.

Hoy en día, según el Minem, la cartera estimada de inversión en minería se encuentra compuesta por 51 principales proyectos incluyendo proyectos de ampliación de unidades mineras, proyectos en etapa de exploración avanzada, así como proyectos con estudio ambiental aprobado o en proceso de evaluación. En conjunto estos proyectos  ascienden a US$ 63,928 millones, aunque algunos no han definido su fecha de inicio de operación ni su fecha de construcción.  En un momento de caída de los precios (de los commodities) así como de la producción nacional de algunos minerales principalmente el oro, preocupa al sector estatal que ve limitados los ingresos a la Caja Fiscal, y por supuesto preocupa a cientos de negocios articulados a las industrias extractivas. Las industrias extractivas representan más del 57% de las exportaciones y generan el 14,4% del PBI, según cifras oficiales del Ministerio de Energía y Minas - Minem. El canon minero se nutre de los impuestos que genera la minería, es bien conocido.

El gran desarrollo de la minería ha ido de la mano de la expansión de los conflictos socioambientales;  en el año 2014 los conflictos socioambientales continúan siendo  los más numerosos. Dentro de este tipo, la actividad minera es la más involucrada en la conflictividad social con cerca del 70%, según reporta la Defensoría del Pueblo. La tensión entre comunidades y empresas ha tenido en lo que va del presente año. su punto más alto en los sucesos de Tía María, desde el mes de abril; está siendo mucho más agudo que hace tres años, lo que expresa la desconfianza y el temor de parte importante del pueblo del Valle del Tambo que rechaza este proyecto minero, a pesar que ya tiene aprobado el Estudio de Impacto Ambiental.

En este contexto, ¿qué hace el Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible (GDMDS)? El GDMDS está integrado por alrededor de 500 personas del sector minero (provenientes de empresas, entidades de gobierno, líderes sociales, de ONG, consultores, y otros) que se encuentran articuladas a través de mecanismos virtuales, foros presenciales, el Grupo de Diálogo Directo, comisiones y otras formas, en Lima y regiones mineras como Arequipa, Moquegua, Apurímac, Ancash. Los participantes se integran a nivel individual pero no dejan de ejercer influencia en sus diversos centros de origen.

El GDMDS es un espacio de intercambio de información, pero es algo mucho más rico: es un espacio de encuentro multiactor, que fomenta el diálogo sobre los diferentes pareceres en torno a la intervención minera, sus diversas intervenciones, innovaciones y riesgos. Temas como el canon, los fondos sociales, las mesas de diálogo y mesas de desarrollo, el monitoreo ambiental participativo, los estudios de impacto ambiental, la consulta previa a publos indígenas y originarios, la minería artesanal, la mujer en la minería, los conflictos sociales, son materia de reflexión, convocan a especialistas y a los propios actores para enriquecer los puntos de vista.

No es una ONG, no es un movimiento político, no es un frente de lucha… ya tiene 15 años de vigencia, y los medios miran cada vez a este Grupo para buscar elementos para reflexionar, convocando diferentes puntos de vista sobre la minería. Algunos se preguntan pero ¿cómo “sobrevive” el  Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible? El soporte de diversas fuentes –tal como son sus integrantes- explica su puntual economía, aporte de ONG, de empresas, de entidades de cooperación, y mucho voluntariado.

¿Están agrupados los promineros y los antimineros en el GDMDS? No es una clasificación que les guste a los integrantes del Grupo, lo cierto es que hay opiniones más críticas para un lado o para el otro, pero prima el respeto a las ideas, el diálogo fluido no exento de baches en el camino, el querer entender al otro. El “face to face”, el mirarse cara a cara, es una característica de  este Grupo, el solo hecho de encontrarse líderes sociales y funcionarios de una empresa ya baja tensiones, es un supuesto que va encontrando evidencia en la realidad. El tener la oportunidad de conversar con un alto funcionario estatal y compartir una mesa con un líder social, permite sopesar los diversos argumentos de mejor forma.

Los promotores del GDMDS apuestan por el diálogo, es decir, desarrollar el diálogo construyendo relaciones y vínculos. Los vínculos en el sentido de una experiencia emocional que emana de la ligazón entre dos o más personas, en este caso en el seno del Grupo olos diferentes espacios articulados; apuntando a un nivel de involucramiento mutuo en torno a un algo compartido, y estos vínculos aluden a la dimensión afectiva y generan ataduras en forma duradera. Pero también, el diálogo implica construir relaciones, es decir, establecer diálogo democrático, generativo, intercultural, valorando la sinergia de trabajar con otros y construir, manteniendo un ambiente social adecuado, demostrando respeto y confianza en todos los niveles de la organización. Tarea no poco compleja en momentos de alta tensión, cuando se polarizan  y la violencia se expande.

Construir un diálogo en el clímax de un conflicto es diferente a proponer el diálogo en momentos en que se inicia a construir una apuesta de desarrollo. El GDMDS aprehende a desenvolverse en estos diferentes escenarios, y todos buscamos contribuir para que nuestros aprendizajes redunden en un desarrollo concertado.

En nuestro país los espacios de diálogo multiactor pueden ser tipificados como procesos sociales que innovan mecanismos para abordar controversias mediante la deliberación de temas públicos. Mucho más aún, en situaciones que surgen ante la débil gobernabilidad nacional, también como una capacidad de la sociedad civil. En el esfuerzo por afirmar la democracia, el Centro IDEAS valora altamente el GDMDS como espacio de diálogo multiactor que se constituye como espacio de democracia deliberativa.

 

 

Visto 10906 veces Modificado por última vez en Miércoles, 06 Mayo 2015 21:58
Marina Irigoyen Alvizuri

Vicepresidenta y miembro fundadora del Centro IDEAS.  Socióloga con estudios de postgrado, y con especialización en gestión ambiental en Suecia y Holanda. Su área de trabajo inicial ha sido la promoción social en el área urbana, en el Cono Este de Lima, proyectándose luego al espacio rural nacional, la investigación social, incidencia política y monitoreo.  

Ha sido Directora y Presidenta del Centro IDEAS. Posteriormente trabajó en la Coordinación de Programas en CARE Perú, y actualmente se desempeña en la docencia, como consultora independiente y Co-Coordinadora Nacional del espacio multiactor Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible. Ha sido Vice Decana Nacional del Colegio de Sociólogos del Perú y Decana del Colegio Regional de Sociólogos Lima. Son temas de interés los referidos a la gobernabilidad democrática, diálogo, pueblos indígenas, igualdad de género. Lleva a cabo estudios, sistematizaciones y evaluaciones, además de la coordinación de proyectos y programas. 

en es

Lo + reciente

EMPRENDIMIENTO EN JÓVENES AGRICULTORES
 La capacitación a jóvenes en constante 
Viernes, 17 Noviembre 2017 18:40

A OCHO MESES DEL DESBORDE DEL RÍO, LAS FAMILIAS PIURANAS CONTINUAN EN ALBERGUES
Situación no ha cambiado
Jueves, 16 Noviembre 2017 00:00

XIII CONGRESO REGIONAL DE LA MUJER "MUJERES RECONSTRUYENDO PIURA CON IGUALDAD DE GÉNERO" SE REALIZARÁ ESTE SÁBADO 18 DE NOVIEMBRE
La Asamblea del Consejo Regional de Igualdad de Género se…
Martes, 14 Noviembre 2017 22:45

SE INSTALÓ MESA DE CONCERTACIÓN REGIONAL POR EL BUEN TRATO
Para erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes…
Martes, 14 Noviembre 2017 22:33

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Institución

El Centro IDEAS es una ONG con 38 años de vida institucional, que promueve el desarrollo humano, la agricultura ecológica y que trabaja por la promoción y defensa de los Derechos Humanos, con énfasis en la niñez, adolescencia y mujeres. 

Contacto

Centro de Investigación, Documentación, Educación, Asesoría y Servicios

  Pasaje Capri 140, Urb. Palomar Norte, La Victoria, Lima - Perú
  (+51) 476-0759
  postmast@ideas.org.pe