Miércoles, 09 Octubre 2013

El territorio de nuestro cuerpo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Cecilia Bustamante García – Directora de Centro Ideas Programa Piura

Si bien cada 25 de noviembre salimos a la calle por el Día Internacional de la No Violencia hacia la Mujer, este tema sigue siendo un grave problema, reflejo de una sociedad basada en una cultura de no respeto y de un machismo que desmedra el potencial de las mujeres, las niñas y las adolescentes generando relaciones desiguales que afectan al desarrollo humano en nuestra región y en el país.

La violencia tiene muchas caras, como es la violencia física, la sexual, la psicológica, los  feminicidios, la trata de personas, etc. Hay que reconocer que ha habido avances en la sensibilización y la articulación entre los sectores del Estado y sociedad civil para promover mecanismos que permitan que las víctimas de violencia familiar denuncien. Sin embargo, otra forma de violencia que está siendo silenciada y aún se mantiene en lo privado es la violencia sexual. Este hecho alude al tabú con la que se vive la sexualidad, al no respeto del cuerpo de la mujer y al  temor hacia la desprotección tanto del Estado como de la propia familia.

Del  2011 al 2013, El Ministerio Público recibió un total de 734 denuncias de presuntos delitos de violación de la libertad sexual contra adolescentes menores de 18 años en las diferentes fiscalías de lo penal en Piura. Según el Centro Emergencia Mujer (CEM) casi el 80% eran niñas y adolescentes menores de 18 años. Pero las cifras son relativas y no hacen justicia en este tema tantas veces tratado como vergonzoso. Según la organización DEMUS (Estudio para la  Defensa de los Derechos de la Mujer), se estima que en el Perú solo el 5% de las víctimas de violencia sexual se atreve a denunciar el hecho.

Además el sistema judicial, en la mayoría de casos, no hace justicia con las víctimas. El propio expresidente de la Corte Suprema de Justicia, César San Martín, reveló que el 90% de los casos asignados al Poder Judicial se archivan. Hay altos porcentajes de personas, incluyendo operadores de justicia, que no creen a las víctimas e incluso llegan a pensar que son las propias mujeres  las que provocan la violación.

La mayor parte de las violaciones son perpetradas por el entorno más cercano: familiares, profesores e incluso los propios padres. ¿Cuántas niñas y mujeres viven a diario estas traumáticas experiencias que muchas veces, con el silencio de sus propias familias y de sus madres que miran a otro lado, se sienten muy solas? La cultura del “qué dirán” es aún muy fuerte en nuestra región, vivimos con una doble moral, y más bien ello hace que las víctimas se hundan en la desesperación y el abandono por no tener una red social y estatal que les proteja.

En el actual gobierno de Ollanta Humala se propuso recrudecer la pena para los violadores, ¿en qué quedó? Se sigue teniendo como agenda pendiente evidenciar la violencia sexual como un problema público, para lo cual no sólo se debe tener voluntad política sino inversión en los servicios públicos para la atención integral a las víctimas y una verdadera reforma del poder judicial para que los casos no queden impunes. Por todo ello, la violencia sexual contra las mujeres, niñas y adolescentes sigue siendo una epidemia que destruye vidas y deja imborrables marcas. Incluso en muchos casos se les quita la vida, otros no tienen una respuesta efectiva por parte de los gobiernos locales o topan con la indiferencia de algunas personas.

Es ahora que necesitamos de hombres y mujeres que destierren esta cultura opresora y desigual para generar la posibilidad de que todos y todas vivamos en una cultura de buen trato. Actuemos hoy porque no podemos esperar a mañana.

Visto 2371 veces Modificado por última vez en Domingo, 26 Octubre 2014 18:58
Cecilia Bustamante García

Directora del Centro Ideas Programa Piura, es licenciada en Obstetricia con estudios en salud pública y gestión de servicios, cooperación internacional y políticas públicas, derechos humanos y género. Su vinculación con la institución comenzó a los 23 años cuando realiza el Servicio Rural Urbano Marginal (SERUM) en el Centro IDEAS, en el eje de Salud Reproductiva. Posteriormente trabaja como promotora de los equipos de Participación Ciudadana, agroecología y gestión ambiental. Más tarde ocupó el cargo de coordinadora del equipo de Participación Ciudadana. Siempre ha participado activamente en la representación institucional y como ciudadana comprometida impulsando procesos de concertación que articulen esfuerzos para la equidad de género y la salud pública con enfoque de derechos humanos, la gobernabilidad democrática y la ciudadanía activa corresponsable con el desarrollo sostenible de la región Piura.

en es

Lo + reciente

EMPRENDIMIENTO EN JÓVENES AGRICULTORES
 La capacitación a jóvenes en constante 
Viernes, 17 Noviembre 2017 18:40

A OCHO MESES DEL DESBORDE DEL RÍO, LAS FAMILIAS PIURANAS CONTINUAN EN ALBERGUES
Situación no ha cambiado
Jueves, 16 Noviembre 2017 00:00

XIII CONGRESO REGIONAL DE LA MUJER "MUJERES RECONSTRUYENDO PIURA CON IGUALDAD DE GÉNERO" SE REALIZARÁ ESTE SÁBADO 18 DE NOVIEMBRE
La Asamblea del Consejo Regional de Igualdad de Género se…
Martes, 14 Noviembre 2017 22:45

SE INSTALÓ MESA DE CONCERTACIÓN REGIONAL POR EL BUEN TRATO
Para erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes…
Martes, 14 Noviembre 2017 22:33

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Institución

El Centro IDEAS es una ONG con 38 años de vida institucional, que promueve el desarrollo humano, la agricultura ecológica y que trabaja por la promoción y defensa de los Derechos Humanos, con énfasis en la niñez, adolescencia y mujeres. 

Contacto

Centro de Investigación, Documentación, Educación, Asesoría y Servicios

  Pasaje Capri 140, Urb. Palomar Norte, La Victoria, Lima - Perú
  (+51) 476-0759
  postmast@ideas.org.pe